Enzo Langer y el boom del turismo experiencial

Turismo en Río Maullín, Puerto Varas

Enzo Langer es de esos empresarios que no dejan pasar las oportunidades y apenas descubre un nicho de mercado, de inmediato se entusiasma y crea nuevos proyectos e inversiones.

Por eso mismo, aprovechando el boom que está teniendo en nuestro país el turismo experiencial bosquejó junto a su socio su proyecto más innovador: Un lodge de pesca, a orillas del río Maullín, cerca de Puerto Varas, en la región de Los Lagos.

En medio de su abultada agenda, el empresario conversó con nosotros y explicó que su interés por el turismo experiencial se debe a que ofrece a los visitantes la posibilidad de conectarse con la gente, historia y cultura de un lugar, provocando en ellos recuerdos inolvidables.

“Nosotros aspiramos es que todos quienes lleguen a nuestro lodge -que dispondrá de 10 habitaciones en un terreno de 220 hectáreas- disfruten de momentos increíbles, ya sea pescando a orillas del río Maullín, comiendo un asado de cordero al palo o recorriendo el lugar y maravillándose con su belleza” subrayó Enzo Langer.

En este sentido, enfatizó su compromiso con entregar un servicio de cinco estrellas, capaz de competir con cualquier lodge europeo. “Daremos a los turistas y visitantes un servicio de calidad internacional y estamos muy ilusionados con empezar a funcionar a toda máquina”, señaló Enzo Langer.

Además, destacó que el río Maullín, emisario del lago Llanquihue y con 85 kilómetros de longitud, es a nivel nacional uno de los mejores ríos para la pesca de Trucha arcoiris, Trucha farios o marrón y salmón chinox.

 Turismo experiencial

Conocido también como “Turismo de emociones”, el “Turismo experiencial” hace un tiempo está ganando terreno en Chile, al punto que agencias y operadores han diseñado paquetes especialmente pensados para esos visitantes ávidos de empaparse de la cultura de un lugar y vivir experiencias relevantes.

Es que a los turistas ya no les basta con hacer una ruta y visitar los puntos de atracción local.

Ahora, quien desee realmente saber cómo es un lugar, debe interactuar con sus habitantes, conocer sus costumbres, formas de vida y alimentación típica, todo en el marco de una experiencia nueva y relevante.

La meta a nivel emocional, es que este turismo genere en el visitante un grado importante de satisfacción por lo vivido, y que al mismo tiempo la vivencia tenga un significado, todo lo cual confluya para que desee volver a repetirla.

Según cifras del Servicio Nacional de Turismo, en 2017, la llegada de turistas extranjeros a los distintos destinos del país generó ganancias que ascendieron a los US$ 4200 millones. A eso debe agregarse el aporte del turismo nacional, lo que elevaría esa cifra a más del doble. Es decir, cerca de US$ 9 mil.  

En tanto, en 2018, llegaron al país 5 millones 700 mil turistas extranjeros, cifra que considera las llegadas a noviembre de ese año.

En cuanto a nacionalidad, los turistas provenientes de Brasil aumentaron sus llegadas en 8 % respecto al año anterior, seguidos por visitantes originarios de Canadá (7 %), Inglaterra (6,4 %) y Estados Unidos  (4,5 %).  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *