¿Qué es una incubadora?

A la hora de idear un negocio varios necesitan una pequeña ayudita para comenzar. Mientras algunos buscan un socio y otros solicitan ayuda gubernamental, también está la alternativa de ampararse en una incubadora. Enzo Langer, emprendedor inmobiliario, las define como organizaciones que aceleran el desarrollo de un emprendimiento.  

En Chile varios son capaces de generar buenas ideas de negocio. Así lo demostró la OCDE en 2019 cuando afirmó que nuestro país es líder regional en cuanto a número de emprendedores. Sin embargo, el 57% afirmó que no es tan fácil emprender. 

Esto se debe a que no todos tienen el mismo acceso al capital para desarrollar sus negocios, o bien, no tienen la información suficiente que les permita mantener a flote su empresa durante el tiempo. 

Para remediar esto, muchos toman cursos de capacitación para mejorar su situación y piden las ayudas que el Gobierno ofrece para emprender. No obstante, también está la posibilidad de postular a una incubadora: “Son organizaciones no gubernamentales que entregan toda la ayuda necesaria a quienes tienen buenas ideas de emprendimiento. Tienen distintos focos y son bien estrictas a la hora de seleccionar, pero con esfuerzo es posible obtener su asistencia”, comenta el emprendedor chileno Enzo Langer, dueño de Inmobiliaria Alto el Manzano y Casas Chile. 

¿Cómo ayudan las incubadoras a los emprendedores?

Muchos creen que lo más importante a la hora de hacer un negocio es contar con el capital suficiente para llevarlo a cabo. Sin embargo, hay una gran cantidad de casos en donde grandes empresas del mercado fallaron por implementar mal una idea. 

Un ejemplo de esto es lo que sucedió con la desarrolladora de videojuegos SEGA, que a pesar de haber tenido éxito como fabricante de consolas en los años 80, 90 e inicios de los 2000, lanzaron al mercado varias que tenían un desarrollo muy avanzado para su época, pero con precios elevados para sus usuarios. Esto terminó con la empresa abandonando el mercado de las consolas en 2002. 

Para evitar que a los emprendedores les ocurra esto, nacieron las incubadoras, quienes además de otorgarles una ayuda económica inicial, los orientan para que no cometan errores en el mercado. Usualmente, estas organizaciones firman un pacto en donde obtienen una parte de las ganancias a cambio de su ayuda (funcionan como socios). 

Lo necesario para postular

Al igual que cuando se postula a cualquier concurso o candidatura, es necesario contar con un buen plan antes de todo. Las buenas ideas de negocio necesitan contar con una propuesta que atraiga a las incubadoras y las haga sentir seguras de invertir su dinero en ellas. 

“La mejor forma de ganar la confianza de una incubadora o un inversionista es presentar la idea de negocio a modo de proyecto, es decir, preparar una presentación muy detallada en donde se presente el producto o servicio, el público objetivo, cuál será su sistema de ventas, cuáles son las fortalezas y debilidades, además de describir por qué esta idea es diferente a otras que ya se han implementado”, señala Enzo Langer. 

Emprendedor inmobiliario chileno
Para el emprendedor inmobiliario Enzo Langer, la clave para presentarse en una incubadora es dejar en claro porqué el negocio es distinto al de otros.

¿Cómo escoger una en Chile?

En nuestro país opera una gran cantidad de incubadoras. A a hora de escoger una se debe tener en cuenta el tipo de negocios que suele respaldar, pero más importante aún, hay que fijarse si está respaldada por la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO). 

Dentro de las más conocidas en Santiago están Imagine Lab, Start Up Chile, Incubadora ME, Elevaglobal, Acción Incuba, entre otras. En regiones están Incuba2 (Antofagasta), 3IE (Valparaíso), UDD Ventures (Bio Bio), Incubatec UFRO (Araucanía), Austral Incuba (Los Ríos) y Aceleradora de Negocios para la Patagonia (Los Lagos). 

Casos exitosos en el mundo

Pero no solo en Chile es posible encontrar incubadoras. Varios países del mundo implementan el mismo tipo de estrategia con organizaciones que asesoran a emprendedores con ideas rupturistas. 

La que es reconocida como la mejor incubadora o aceleradora de negocios es la estadounidense Y Combinator. Bajo su tutela, importantes empresas como Airbnb, DropBox, Rappi, Reddit, Twitch y Coinbase han podido desarrollarse. 

También existen otras incubadoras como Techstars o 500 Startups, que han impulsado negocios como Uber, SendGrid, Canva, Udemy, Grab, entre otros. 

La diferencia de estas aceleradoras con las que hay en Chile, además del idioma, es que poseen grandes capitales de inversión, por lo que si tienes la oportunidad de postular a una de ellas, no dudes en prepararte muy bien y deslumbrar a los inversionistas.