Ley REP

A partir de hoy ha entrado en vigencia la nueva Ley de Responsabilidad Extendida, la cual establece una serie de metas de recolección que tienen relación con envases y embalajes. Con esta nueva normativa, las empresas tendrán la responsabilidad directa en que los elementos desechables asociados a sus productos, puedan ser correctamente reciclados.

Desde esta mañana una nueva normativa relacionada con la sustentabilidad ha entrado en vigencia tras publicarse en el Diario Oficial. Se trata de la nueva Ley de Responsabilidad Extendida o Ley REP, la cual establece una serie de normas respecto a la recolección y valorización de los envases y embalajes desechables de productos del comercio.  Con esta acción, se ha dado inicio a la implementación de la Ley de Reciclaje.

Quien ha valorado esto es la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien aseguró que con esta ley se implementará una nueva forma de reciclar, en donde no solo las personas tendrán la responsabilidad desde ahora. Esto significa que, a partir de hoy, las empresas del comercio deberán hacerse cargo de los desechos relacionados a sus productos, creando sistemas de gestión que permitan prevenir la generación de basura. Vidrios, plásticos, cartones, papeles y metales están incluidos en el reglamento.

Parte de un paquete de medidas de reciclaje y reutilización

Esta nueva medida, se suma a otra que ya había entrado en vigencia desde hace algún tiempo. Desde enero, entró en vigencia una normativa que otorga otras responsabilidades a las empresas, pero relacionadas a la recolección de los neumáticos usados. Con la nueva normativa lanzada esta mañana, se completan dos de las seis medidas que tienen pensadas en el Ministerio del Medio Ambiente, dentro de las que quedan iniciativas relacionadas a las pilas, artículos eléctricos, electrodomésticos, y aceites lubricantes.

En el caso de la Ley REP, las empresas deberán informar al ministerio acerca de todos los productos que venden, con el objetivo de conocer cuántos posibles desechos se pueden generar. Se estima que serán alrededor de 14.500 las empresas que estarán afectas a esta ley, en donde las microempresas quedarán fuera. Todas las que ingresen más de 300 kilos de envases al mercado por año, cumplen con los requisitos para ser parte de la ley.

Estrategia casa por casa

Como una forma de complementar la Ley REP, por todos los hogares del país pasará semanalmente un camión que recolectará todos los residuos reciclables. Como parte de la etapa inicial, ya se encuentran funcionando varios camiones que cubren 200 mil hogares de Chile. La idea es que con el pasar del tiempo, se puedan cubrir el 80% de las casas del país.

La gran meta de este nuevo decreto, según ha señalado la ministra Carolina Schmidt, es que dentro de los próximos años Chile pueda igualar a los países desarrollados y superar el 60% de elementos reciclados. Hoy, únicamente se recicla el 12,5% de los residuos que se generan en casas y establecimientos comerciales. Para fomentar el cumplimiento de la normativa, se realizarán diferentes fiscalizaciones a las empresas, las cuales estarán a cargo de la Superintendencia de Medio Ambiente.

Metas a cumplir de la Ley REP

Objetivos ecológicos

Para avanzar en el cumplimento de los objetivos de la Ley REP, el decreto publicado en el Diario Oficial ha establecido una serie de metas a los productores de envases domiciliarios y no domiciliarios. Por ejemplo, dentro del primer grupo, en materias de plásticos, el primer año deberán recolectar y valorizar un 3% de sus envases. Para el duodécimo año después de la implementación de la normativa, deberán subir el porcentaje a 45%.

En el caso de los productores de envases no domiciliarios, deberán también cumplir una serie de metas a través de sus sistemas de gestión para la recolección y revalorización de sus productos. En este sentido, por ejemplo, en materias de metales, el primer año deberán preocuparse del 23% de sus envases. Para el noveno año, deben subir al 70%.

Si es que la Superintendencia de Medio Ambiente llega a descubrir irregularidades en los sistemas de gestión de las empresas, estas arriesgan multas que pueden llegar a las 10.000 UTA, es decir, más de 6 mil millones de pesos. Sin embargo, los envases que deberán acreditarse como recolectados y revalorados son solo los que permanezcan en territorio nacional.

No obstante, la responsabilidad no solo recaerá en las empresas, ya que las municipalidades deberán implementar ordenanzas que aseguren que los vecinos de su comuna puedan contar con un camión de reciclaje y centros de acopio de residuos separados por tipo de material. Se espera que, en un periodo de cuatro años, se instalen 350 de estos puntos limpios.